0

CONEXIÓN CON EL ESPÍRITU DE DIOS.

¡Busca TRANSFORMAR tu DOLOR en AMOR y
deja que LA PAZ INTERIOR te ENCUETRE.

Principios Básicos de la Conexión con El Espíritu


Hola amig@ del camino, amig@ del alma. A continuación, te voy a compartir una serie de principios básicos, como el fundamento y las bases sólidas que todo buscador de una vida espiritual debe tener para entender qué es la Conexión con el Espíritu y cómo ésta se va a ir conectando con tu vida.


Comencemos con el principio básico de la creación. Donde se esconde todo el misterio de la verdadera espiritualidad y de donde se desprende absolutamente todo lo demás:


Génesis 1

Creación de los cielos y de la tierra

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 Y la tierra estaba sin orden y vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

3 Entonces dijo Dios: “Sea la luz”, y fue la luz. 4 Dios vio que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas. 5 Dios llamó a la luz “día”, y a las tinieblas llamó “noche”. Y fue la tarde y fue la mañana del primer día.


Hace poco, uno de mis alumnos en su taller de Encuentro con Dios, en uno de los momentos que tuvimos dentro del retiro espiritual me dijo: “El que no crea en Dios que abra los ojos y mire” y quiero compartir contigo las fotografías reales que le dieron vida a esa frase:

Para mi este primer capítulo de biblia, esconde el misterio de toda la vida en sí y nuestra relación con el creador. Voy a darte unos principios que te pueden ir dando claridad en Tu Conexión con el Espíritu.


PRINCIPIO #1:


Dios Creador de todo lo creado, Creador del universo, Creador y Dador de la vida misma.


Comencemos por conectar ideas claras. DIOS NO ES EL UNIVERSO sino SU CREADOR. Él es LA FUENTE de donde emana y fluye todo tipo de vida en el universo. Él es la fuente de energía creadora de la vida misma. Él es TU CREADOR, ÉL te dio LA VIDA, es TU FUENTE DE VIDA.


PRINCIPIO #2:


EL CIELO representa lo ESPIRITUAL LO INTANGIBLE y la tierra representa LO MATERIAL, LO FÍSICO, lo tangible.


Conectemos entonces con la idea de que todo en la vida dentro de sí una parte ESPIRITUAL y una parte MATERIAL. TU ERES ESPIRITU Y ERES MATERIA. Tu tienes dentro de ti un cielo y una tierra.


PRINCIPIO #3:


Antes de Conectar con el Espíritu de Dios la materia era caos, estaba vacía y en desorden.


Conectemos entonces con todo el caos que existe en la tierra, con todo el desorden y todo el vacío existencial que hay. Todo esto no es mas que la desconexión que hay en el mundo terrenal con el mundo espiritual.

Si en tu mundo interior hay caos, hay vacíos, hay desorden muy seguramente es que te encuentras viviendo “desconectado-desconectada” de tu mundo espiritual. Puedes estar viviendo sólo en la materia y estar sin conexión con el espíritu.


PRINCIPIO #4:


Antes de conectar con el Espíritu de Dios; Él, el Espíritu estaba SOBRE la faz de las aguas.


Conectemos entonces con la idea de que es el ESPÍRITU DE DIOS es el que ha CREADO TODO LO CREADO. Que la conexión con Dios es con su ESPÍRITU. Que lo que crea todo en el universo en su Espíritu y que al estar superficialmente sobre algo o alguien; pues sencillamente todo abajo o dentro está en desorden, caos, oscuridad y tinieblas.

Mientras tu conexión con el Espíritu de Dios sea superficial tu vida muy seguramente seguirá siendo un caos, vacía y estarás en las tinieblas.


El océano o el agua en la biblia representa LAS EMOCIONES y cuando tu conexión con el Espíritu de Dios es SUPERFICIAL tus emociones son vacías, un caos, estás en tinieblas.

Dios es amor, y en el amor de Dios no hay temor y todo cuanto produce temor o miedo que es lo contrario al amor es estar “desconectado del Espíritu de Dios”.


PRINCIPIO #5:


ENTONCES DIJO DIOS HAGASE LA LUZ.


DECIR es la acción de pronunciar con LA PALABRA. EL PODER DE LA PALABRA DEL ESPIRITU DE DIOS es la FUENTE DE ENERGIA QUE CREÓ LA LUZ Y TODO LO DEMÁS.


- LA VIBRACION DE LA ENERGIA DEL SONIDO DE LA PALABRA DEL ESPIRITU DE DIOS, fue antes que LA LUZ. EL Sonido ya estaba en Dios y con Dios; y fue el sonido emitido lo que creó LA LUZ.


Juan 1:1 En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:14

Y el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.


En este contexto bíblico vemos como Jesús estaba en el mismo momento de la creación con y en Dios y Él era Verbo, es decir Palabra, Sonido, Vibración, Energía, Luz.


PRINCIPIO #6:


y separó Dios la luz de las tinieblas.

5 Dios llamó a la luz “día”,

y a las tinieblas llamó “noche”..


- La segunda idea de este mismo contexto, es que para poner el caos y el desorden en orden y que se separaran las tinieblas tuvo que haber LUZ.


En el momento que entra la conexión con el Espíritu de Dios a tu vida, o a la tierra inmediatamente se separa la luz de la oscuridad, se termina el caos y se ordena todo lo que haya estado desordenado. Hay claridad.


No se si en estos primeros principios vas teniendo LUZ Y CLARIDAD sobre lo que es LA CONEXIÓN CON EL ESPIRITU, pero en mi interior voy sintiendo como a través del PODER DE ESTAS PALABRAS que son FUENTE DE ENERGIA QUE VIENEN DEL ESPIRITU DE DIOS voy simplemente siendo un canal de transmisión de LA LUZ y puedo casi sentir como en tu mente vas teniendo ese ¡WOW! No lo había visto nunca de esta manera.



PRINCIPIO #6:


Génesis 1:26

Creación del Hombre


26 Entonces dijo Dios:

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza,

y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra”.


27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó;

hombre y mujer los creó. 28 Dios los bendijo y les dijo:

“Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra;

sojúzguenla y tengan dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra”


Aquí también tenemos dos ideas bien importantes:


- Conectemos en este principio que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza y si Él es CREADOR, nosotros también lo somos. De hecho, al darnos la potestad de ser fecundos y procrear vida junto con Él, ya nos está dando esa conexión con su Espíritu creador. El ser capaces de dar vida a otro ser nos hace cocreador de la vida junto con Dios.


- Conectemos que Dios nos dio todo lo creado para que fuéramos administradores de su creación. Este principio es el de LA MAYORDOMIA DE DIOS.


Estos dos principios son un verdadero privilegio, pero también son una gran responsabilidad porque no somos conscientes de cuanto poder hay dentro de nosotros para ser cocreadores de la vida, pero también para administrarla.


Ciertamente una vida desconectada del Espíritu de Dios, una vida en caos, en desorden, no estará capacitada nunca para ser un buen mayordomo de la obra de Dios en él o ella y es allí donde los seres humanos perdemos el año en cuanto a las cosas que Dios nos da para administrar comenzando por nuestra propia familia, nuestros hijos, nuestros bienes, etc.


Es imposible tener una vida en paz y en armonía sino entendemos estos principios y si no hay una conexión real y verdadera con la luz de Dios para tener esa sabiduría de cómo ser mayordomos de lo que se nos es entregado en las manos para administrar.


Una de las cosas que sucede cuando conectas con el Espíritu de Dios es que comienza a administrar de manera diferente tus relaciones interpersonales, tu relación con los bienes materiales e incluso la misma relación con el tiempo.



PRINCIPIO #7:


Génesis 2:6

El Hombre en el Jardín del Edén

Cuando el SEÑOR Dios hizo la tierra y los cielos, 5 aún no había en la tierra ningún arbusto del campo ni había germinado ninguna planta del campo, porque el SEÑOR Dios no había hecho llover sobre la tierra ni había hombre para cultivarla.

6 Pero subía de la tierra un manantial que regaba toda la superficie de la tierra.

7 Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente.


Aquí también tenemos dos ideas que analizar:


- Conectemos en este principio que para que haya frutos debe haber cosecha, debe haber semillas, un terreno y un sembrador que lo abone. Dios pone el terreno y las semillas, pero nosotros somos los que debemos cosechar.

Si no hay conexión con el Espíritu de Dios lógicamente las semillas que sembraremos en nuestro terreno no son las mejores y por consiguientes los frutos igual.

“POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS”

Y esto aplica para todo, para el campo de la mente, para el campo de las emociones, para el campo del cuidado del cuerpo físico, e incluso para el mismo cuidado del cuerpo espiritual.


En este propósito de vida de LA SANIDAD DEL ALMA, vas recorriendo entoces esos principios que nos van acompañando en el camino de regreso a casa y el de LA CONEXIÓN CON EL ESPÍRITU DE DIOS es verdaderamente LA BASE, EL FUNDAMENTO.


Aqui voy a dejarte un pequeño video de uno de los Talleres-Retiro Espiritual que he realizado con una de mis alumnas y que es importante que de alguna manera todos comencemos por hacer ese alto en el camino y tomarnos un tiempo de reflexión de ENCUENTRO CON DIOS,y concectar con su esencia, para tomar decisiones más radicales en cuanto a tu relación con Dios y tu crecimiento espiritual.


con amor


Tu Coach de Vida Espiritualidad & MusicoTerapeuta.

clinicadelalma@mcalban.com

http://bit.ly/MariaCarolinaAlban





8 views0 comments

Recent Posts

See All

ÚNETE A MI COMUNIDAD Y ENCUENTRA 

HERRAMIENTAS PARA SANAR TU ALMA

© 2021 McAlban Productions All Rigth Reserved