DÉJAME HOY, ORAR POR TI.

Actualizado: 27 ene 2021

Hola, no se quién eres, ni desde dónde estás leyendo en este momento este mensaje y mucho menos cuál sea tu dolor o tu mayor necesidad en este momento. Sólo quiero ser un medio o una canal de intercesión ante nuestro Padre celestial por ti y por lo que tienes guardado allá en lo mas profundo de tu alma, que necesita ser sanado, liberado, restaurado.

Padre amado, sé que para ti nada es casual, Tú tienes el poder de mover todas las cuerdas a tu manera. Hoy te doy infinitas GRACIAS por la vida de esta persona, por su salud, por su mente, por su alma, por su cuerpo; por todo lo es integralmente, y por todo lo que le rodea que viene directamente de tus manos Señor.


Quiero poner su vida en tus manos; su familia, su salud, su trabajo, sus finanzas, sus amigos, sus seres queridos y todo lo que le atañe en su corazón. Con EL PODER DE LA ORACIÓN y con la INTENCIÓN absoluta y plena de que mis palabras sean elevadas como un canto al cielo; vengo a presentarlo ante tu trono Señor para que escuches esta plegaria.


Se que hay mucha necesidad en el mundo en este momento, sé que hay necesidad de recobrar la salud, pues muchas son las enfermedades que aquejan el cuerpo; pero igual Señor que lo que más necesitamos en este momento es recobrar LA PAZ, porque muchas son también las enfermedades del alma.


Padre, compasión y misericordia es lo que imploramos en este momento para que tanta maldad termine, para que tanto dolor cese y para que tanta ausencia de ti en este mundo sea reemplazada por un Encuentro verdadero, real, contigo.


Oro para que cada persona aquí presente, dentro del desarrollo de su gran proyecto de vida incluya el tener una relación personal, intima, real, verdadera, diaria e intensa contigo Señor. Sin ti nada somos; sin ti estamos perdidos; sin ti somos simplemente barcos a la deriva sin brújula y sin timón.


Padre, te pido desde lo mas profundo de mi alma, que esta persona aquí presente, pueda reconocerte, pueda sentirte en el murmullo suave de la brisa que acaricia su piel y que sepa que es por ese soplo de tu aliento, que aliento das a su vida y es por Ti, que hoy su vida, tiene vida en esta existencia.


Padre, te pido que hoy esta alma pueda reconectar contigo su aliento, mediante un soplo profundo en su respiración y que en ese aliento encuentre la serenidad, la paz y el calor de tu presencia dentro de su cuerpo, templo sagrado, donde habita tu Espíritu. Y que este ser pueda entregarte su cuerpo como un sacrificio vivo, santo para cuidarlo mientras lo prestas en esta existencia.



</