LA ENERGÍA ES EL IDIOMA DE TU CUERPO (Aprendizajes 2022)

Actualizado: 13 ene

¿CÓMO ESTÁ LA ENERGÍA DE TU CUERPO?


*** (Advertencia)

Antes de hablar del tema, quiero decirte que estas palabras aquí escritas son parte de mis propios aprendizajes en el camino de la vida, en el viaje hacia LA QUINTAESENCIA, MI PROPIA ALMA transitando por el camino del amor. Es un compartir de experiencias y los aprendizajes en cada una de ellas las cuales hoy comparto con el mundo a través de mis escritos y mi música. Escribir y compartir contigo, no quiere decir que sean la verdad absoluta de nada, pero si en algo resuenan contigo y pueden hacer un aporte al desarrollo de TU PROYECTO DE VIDA, me siento FELIZ Y BENDECIDA de estar cumpliendo mi propósito y misión de vida. Si algo no resuena contigo simplemente déjalo pasar y/o comparte con alguien más, tu no sabes a quién le pueden ser de ayuda.

Dentro del hermoso camino en el viaje y recorrido que hicimos el año pasado con MUSITUALIDAD, pude compartir dentro de la trilogía en nuestro libro EL VIAJE HACIA LA QUINTAESENCIA; el cuerpo es el vehículo, el carruaje que transporta el alma en esta cápsula de tiempo llamada vida, mientras regresamos a nuestra esencia espiritual.


Sin excepción alguna con el paso de los años este vehículo se transforma y va perdiendo vitalidad según le prestemos la suficiente atención y el cuidado preventivo que él, templo sagrado donde habita el Espíritu de Dios debe recibir. Simplemente por el hecho de ser prestado, deberíamos de tomar acción preventiva y atención al cuidado de nuestra salud intengral.


El cuerpo habla y a veces nos grita que algo anda fallando a través cambios energéticos.

Sabemos que algo no anda bien cuando la energía nos comienza a fallar, cuando viene alguna molestia, dolor, cambio repentino en el funcionamiento de alguno de los sistemas; cuando vemos que algo va dejando de funcionar o no funciona como antes e incluso hay momentos donde el cuerpo ni avisa, simplemente colapsa.


Estamos en un momento donde la humanidad entera se está viendo afectada a nivel global por todo lo que está sucediendo en el campo de la salud. Hemos visto como los sistemas médicos, organizaciones de la salud y gobiernos no están preparados para un colapso mundial y cada vez estamos siendo mas vulnerables a las enfermedades que van apareciendo.


En mi caso personal, desde hace algunos años tengo una condición crónica con mi hemoglobina. Mi cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos y al parecer puede existir algún tipo de fisura interna o escape lo que hace que pierda sangre (la cual aún el campo de la medicina alopática aún no encuentra la raíz). Esto hace que mis niveles y conteo de glóbulos rojos sean menores generando así una ANEMIA CRÓNICA.


Una de las características y síntomas de la anemia es la perdida de energía y vitalidad. Suelo ser una persona realmente activa, proactiva y en movimiento; pero cuando llego a estos estados alterados en mi sistema, mi energía se baja, lo único que quiero es dormir. Es decir, la batería de mi vehículo ni enciende.


Vivo en un país donde el sistema médico no se presta mucho para “sanar” las enfermedades, ni buscar la causa real de raíz. Tampoco se hace accesible la posibilidad de encontrar una solución dado a los altos costos en los seguros, los servicios de salud, exámenes, medicinas etc.


Todo esto me ha llevado a tener que buscar alternativas para mi salud y explorar no sólo en el campo de la medicina alopática o tradicional, sino en el campo de la medicina natural y/o alternativa.


Para aquellos que me conocen hace algunos años estudié consejera de la salud natural emocional y dentro de este campo las enfermedades del cuerpo tienen una relación y conexión directa con las enfermedades del alma; especialmente el estudio de las emociones y su resonancia en el cuerpo físico.


He aprendido y estudiado sobre biodescodificación (ciencia que estudia las enfermedades por herencia – genética y cómo sanarlas de la raíz emocional). Igualmente, tengo varios amigos médicos “BIOENERGETICOS” quienes practican la medicina regenerativa, la acupuntura, naturopatía, botánica; radiónica, entre muchas otras alternativas.


Debo confesar que ¡SI!, realmente mi cuerpo se afecta, se resiente y mi nivel de hemoglobina se baja cuando pasa algún evento que afecta mi salud mental y/o emocional. Podría decir que cuando mis niveles de ESTRÉS aumentan las consecuencias siempre terminan siendo las mismas: ANEMIA CRÓNICA.


El año pasado en el mes de noviembre tuve un evento personal muy impactante, además de todo lo acumulado por duelos de pérdidas durante la pandemia; más el impacto inconsciente de todo lo que está sucediendo a nivel mundial y heme aquí iniciando el año con mi sistema corporal gritando ayudame por favor.


Tuve una recaída justo al iniciar este 2022 y he tenido que detener el ritmo de mis proyectos por prestar atención de nuevo a mi salud física. Durante estos primeros días del año, vuelve y empieza el circulo eterno de buscar ayuda en el sistema médico sin encontrar respuestas reales. Pero como el Chapulín colorado, siempre veo el lado amable de cada situación y de cada experiencia saco mira el PARA QUÉ, qué aprendizaje nuevo está llegando a mi vida.

No tienes una idea lo fascinante que el universo infinito del campo de la medicina alternativa y la medicina natural ofrece. Sin embargo, esta vez he ido un poco más allá y heme aquí estudiando MEDICINA ENERGÉTICA.


¡Dios mío! Es otro universo infinito de posibilidades y hoy quiero compartirlo contigo.


TODO ES ENERGIA. El término energía, según las enciclopedias virtuales (del griego ἐνέργεια enérgeia, ‘actividad’ ‘operación’; de ἐνεργóς energós, ‘fuerza de acción’ o ‘fuerza de trabajo’) tiene diversas acepciones y definiciones, relacionadas con la idea de una capacidad para obrar, surgir, transformar o poner en movimiento.

La física reconoce la energía manifestada de dos maneras:


LA LUZ Y EL SONIDO. Es decir, todo absol