0

LA PÉRDIDA DE UN HIJO…UN DOLOR QUE NO TIENE NOMBRE

Updated: Oct 7, 2019

Mensaje dedicado a todas las madres que han sufrido la entrega de un hijo o una hija a la eternidad





Quien pierde su vida por mí, La encontrara, La encontrara, La encontrara

Quien deja su padre por mí, Su madre por mí, Me encontrara, Me encontrara

No tengas miedo, No tengas miedo yo estoy aquí, Yo estoy aquí…


Durante muchos años de mi vida, una de las labores más difíciles de mi trabajo ha sido acompañar a muchas personas con mi música y mi voz cantando funerales.


El perder un ser querido es uno de los dolores más intensos por los que cualquier ser humano puede atravesar.


Cuando una mujer pierde un esposo queda viuda, cuando un hijo pierde un padre queda huérfano, cuando un amigo se va queda un espacio vacío dice el cantor; pero cuando una madre pierde un hijo, eso… ESO NO TIENE NOMBRE.


A lo largo de mi vida, he conocido mujeres quienes han perdido hijos, mi abuela fue una de ellas, fueron 3. Varias amigas de mi madre también perdieron uno. Algunas dicen no haberlo podido superar nunca, mi abuela vivió muerta en vida; otras dicen que sólo Dios les ha dado el valor para seguir adelante.


En este último período de mi vida he tenido dos mujeres, amigas del camino muy allegadas, quienes han tenido que entregar un hijo. Hace un mes una de ellas perdió su hijo de 25 años en un trágico accidente y otra de ellas hace un año perdió su pequeño de 7 añitos igualmente en un fatal accidente y ayer un año después ella misma entregaba a su hijo de 16 por causas naturales.

Soy madre y el grado de empatía que puedo sentir ante un dolor como este, es algo que no puedo describir y a pesar de alguna manera haber aportado en una canción mi solidaridad; debo confesar que es un momento donde la música es sólo un paño de agua tibia. Por y para ellas y si tu mujer que escuchas estas palabras has pasado por esta situación este mensaje es para ti también.


MUJER, MADRE:


El regalo de la vida es el don mas maravilloso que Dios Padre, creador del universo puede dar. Al haber sido hechas a su imagen y semejanza tu y yo hemos tenido el privilegio de ser cocreadoras del amor de Dios en nuestro vientre. Pero recuerda que sólo eres un canal de luz para dar a luz la vida de un hij@. Un hij@ que, por algún tiempo, te ha sido encomendado para guiarlo, amarlo, protegerlo y entregarlo al mundo.


Tus hijos, mis hijos nos han sido entregados como un préstamo. Para algunas mujeres por largo tiempo, para otras quizá muy pero muy corto. El control de la vida sólo está en manos del divino creador; pero igual, nos han sido entregados para entregarlos.


Esta frase es mucho más profunda de lo que parece y hoy te invito a que reflexiones en ella: Tu hijo, tu hija te fue entregada entregado, para entregarlo, entregarla al mundo y a ti te tocó la entrega que le tocó a María la madre de Jesús.


La muerte de un hijo no puede ser en vano, debe tener un propósito mayor, tal cual fue la muerte de Cristo. Por eso siempre digo que el sí, mas importante de la historia de la humanidad ha sido el de María. Por su humildad y su obediencia tú, yo y la humanidad entera tenemos el regalo y el privilegio de la salvación. Con Cristo entendemos que la muerte no es más que el paso de la vida física a la vida eterna, la vida espiritual donde el punto de encuentro es: DIOS PADRE.


La muerte de un hijo es la entrega adelantada con un máximo de dolor a la vida más allá del cuerpo; es la transformación total del alma hacia la conciencia infinita del amor universal. Dios es eterno, no tiene principio, no tiene fin; Dios es amor y el amor de Dios es el mismo ayer, hoy y siempre. Dios nunca muere, y si Dios es amor, el amor nunca puede morir. Esto segura que el amor por un hijo tampoco.


Amiga del camino, hoy te invito a que tomes todo tu dolor, y juntas lo elevemos a su más alto grado de amor humano: LA ENTREGA AL AMOR DIVINO DE DIOS.


Déjame orar por ti:


Padre amado, en este día me uno en oración por…(Di el nombre de la madre) quien ha perdido a…(Di el nombre de su hijo(a)); para elevar su alma hacia la luz de tu infinito amor.

Que, al entregarte la vida de su hijo(a), al igual que lo hizo María con Jesús, este dolor tome un sentido mayor y se transforme en un sacrificio vivo por tantas cosas que pasan en este mundo. Ofrezco la vida de este pequeño ser quien, por su corto paso por esta tierra, ha dejado una huella de amor muy grande, al igual que un enorme vacío de dolor por su partida. Te ofrezco su alma por todos los niños que han sido abortados, por todos niños que han sido abandonados y las madres que los han abandonado. Por todos los niños que son víctimas de abusos sexuales, maltratos físicos, o cualquier tipo de violencia. Señor te entrego el corazón de todas las personas que por ignorancia han cometido cada uno de estos oprobios y te pido tal cual Jesús lo dijo en la cruz: “perdónalos porque no saben lo que hacen”.


Igualmente Señor te pido por el corazón de esta madre quien hoy derrama su llanto inconsolablemente para que por ese sacrificio y esas lágrimas desgarradas por el dolor de la pérdida, envíes tu Santo Espíritu quien en tu promesa fue llamado EL CONSOLADOR, para que sea su bálsamo en ella y que poco a poco, agradeciendo por cada día que le permitiste vivir en compañía de su hijo(a) la labor de ser madre, ella pueda poco a poco sentir ese consuelo y ser parte de las mujeres que junto a María han hecho un gran sacrificio de entrega del amor mas grande, el de la vida de un hijo por el cambio de la humanidad.


Mujer, madre, amiga del camino deja que tus lágrimas broten como manantial de agua viva para el cambio y la transformación de esta humanidad tan perdida. Deja que poco a poco ese dolor se transforme en un propósito mayor y deja que el fuego transformador del Espíritu Santo te bese, te acaricie, te abrace y te conforte hasta que se desvanezca y recuerdes tu hijo con gran alegría y gratitud.


Ahora, te queda el trabajar en oración por otras mujeres que viven tu mismo dolor, se tu el testimonio para ellas; hasta el día que Dios te llame a ti ante su presencia y puedas encontrarte de nuevo con ese gran amor que hoy te ha tomado la delantera en el camino de regreso a casa; ese camino por donde todos sin distinción alguna tendremos ciertamente que atravesar para tener UN ENCUENTRO CON DIOS.


Gracias Padre, por la vida, pero por sobre todas las cosas por la renovación del entendimiento en el despertar de la conciencia hacia la luz divina de tu amor. Gracias por la vida eterna.

Ahora quiero regalarte esta canción como parte de esa entrega para que te consuele…


***Escucha el audio completo en Youtube.com/mariacarolinalban


Con amor


MARÍA CAROLINA ALBÁN

Tu Consejera de la Salud Natural Emocional

& Musicoterapeuta.


*CONTACTO: CONSULTAS PERSONALIZADAS, CONFERENCIAS MUSICALES Y/O TALLERES*

*

Web: http://mcalban.com

Info@Mcalban.com

Whatsapp: http://bit.ly/MariaCarolinaAlban

*

TEST TU PROYECTO DE VIDA

http://bit.ly/TestTuProyectodeVida


23 views

ÚNETE A MI COMUNIDAD Y ENCUENTRA 

HERRAMIENTAS PARA SANAR TU ALMA

© 2020 McAlban Productions All Rigth Reserved