CELEBREMOS JUNTAS EL SER MADRES.



MAYO 10 /2019


Amiga del camino, mujer hermosa, preciosa hija de Dios. Este mensaje es especialmente para ti en este día donde celebramos el maravilloso regalo de SER MADRES.


Hoy quiero reconocerte como una mujer valiente, una verdadera guerrera de la luz. Porque para ser mujer y ser madre al mismo tiempo, se necesita una alta dosis de fuerza, fortaleza y voluntad en la naturaleza que Dios nos ha dotado.


Siempre esperamos que sean los demás quien celebre el hecho de que somos madres un dia al año. Pero ser madre no es una celebración de un día, porque tu y yo, celebramos nuestros hijos cada día de nuestra existencia.


Ser madre es renunciar a nosotras mismas para poder entregar nuestra sangre, nuestras células, nuestro vientre, nuestras entrañas en el momento que gesta la vida dentro de nosotras. Pero realmente el ser madres es mucho más que eso, es entregar el alma por entero, porque tanto tú como yo, somos capaces de entregar la vida por nuestros hijos.

No se con cuantos hijos la vida te ha premiado, pero a mi me dieron 4 de mis entrañas y voy expandiendo mi territorio maternal con dos nietos, así que ya son seis los frutos de vid.

No se si a ti te pasa, pero cada vez que nace un hijo, el corazón se ensancha y podemos extender nuestra capacidad de amar de una manera increíble, no sé realmente de donde nos sale tanto amor. Bueno si lo se, del alma. No puede ser de otra forma.


Dicen que espiritualmente lo más parecido al amor de Dios, es el amor de una madre; yo diría entonces que Dios no solo es Padre, sino también contiene en el ese poder creador femenino. El lo es todo por eso es capaz de amarnos como solo él lo hace, pero estoy segura que si tu y yo le conocieramos mas a fondo, nos podríamos identificar mucho con él, en su manera de amar, crear y procrear. Pensando en esto En algún momento de mi vida, se ha cumplido el pasaje que dice: Somos hechas a su imagen y semejanza.


Hoy quiero compartir contigo una historia muy especial para que por un momento reflexionemos juntas hasta dónde puede llegar tu amor de madre. si te identificas conmigo pues me das un sí, un like, una señal de humo o lo que quieras.


Sabiduría y prosperidad de Salomón


16 En aquel tiempo vinieron al rey dos mujeres rameras, y se presentaron delante de él.

17 Y dijo una de ellas: !!Ah, señor mío! Yo y esta mujer morábamos en una misma casa, y yo di a luz estando con ella en la casa.

18 Aconteció al tercer día después de dar yo a luz, que ésta dio a luz también, y morábamos nosotras juntas; ninguno de fuera estaba en casa, sino nosotras dos en la casa.

19 Y una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él.

20 Y se levantó a medianoche y tomó a mi hijo de junto a mí, estando yo tu sierva durmiendo, y lo puso a su lado, y puso al lado mío su hijo muerto.

21 Y cuando yo me levanté de madrugada para dar el pecho a mi hijo, he aquí que estaba muerto; pero lo observé por la mañana, y vi que no era mi hijo, el que yo había dado a luz.

22 Entonces la otra mujer dijo: No; mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra volvió a decir: No; tu hijo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Así hablaban delante del rey.

23 El rey entonces dijo: Esta dice: Mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto; y la otra dice: No, mas el tuyo es el muerto, y mi hijo es el que vive.

24 Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada.

25 En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra.

26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: !!Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.

27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre.


No se si alguna vez te has encontrado en una situación parecida, yo si. Con dolor desgarrador en el alma, fui capaz de entregar a mis hijos por amor y renunciar a ellos, a mi misma por ellos.


Con cada uno de ellos he aprendido a conocer paso a paso lo que es el amor incondicional de Dios, aunque a veces el mundo no lo ve así. Ya ves los ojos de Dios son totalmente diferentes.


Cada uno de ellos es un universo aparte, cada uno de ellos tiene su propia personalidad, su propio carácter, sus propios sueños e igualmente cada uno de ellos trae consigo retos en sus debilidades, los cuales somos nosotras las encargadas de guiarlos, dirigirlos, y encaminarlos por el sendero del amor de Dios a pesar que como madres casi siempre nosotras mismas caminamos en el pedregoso terreno del MIEDO.Miedo a perderlos, a que les pase algo malo, a que no sean felices.


Ser madre es toda una tarea que nadie realmente tiene cómo pagar. No se nos entrega un manual de manejo o instrucción para criar niños. Todo lo hacemos instintivamente desde el fondo de nuestra alma, desde la esencia divina de Dios en ti y en mi.

Debo reconocer que muchas veces, es ella misma quien nos juega un papel sucio dentro de nuestra labor, ya que un alma herida, un alma rota en mil pedazos no puede cumplir a cabalidad la tarea de ser madres.


He fallado como madre, si. He cometido mil errores y también he aprendido de cada uno de ellos. He podido reconocerlos y he podido también aprender a pedir perdón cuando debo hacerlo. Ser madre no significa creer que lo merezco todo por el hecho de ser madre. Ser madre significa que puedo humildemente y con amor, reconocer cuando les he fallado y cuando les he hecho daño. Ser madre significa que busco todas las maneras habidas y por haber para poder entregarles las herramientas necesarias para enfrentarse a la jungla del mundo y entregar al mundo buenos seres humanos es mi meta principal.


Hoy celebro SER MADRE, celebra tu conmigo. Estoy segura que muchas veces te has sentido ignorada, muchas veces pasas desapercibida en las decisiones que toman tus hijos, muchas otras quizá te hieren simplemente porque aún no conocen el valor de una madre. Entonces no esperes que ellos te celebren, llenate tu del amor de SER MADRE y date tu propio valor, ponte linda, regalate una rosa, baila al compas del son y canta una canción de cuna que te recuerde siempre la ternura y el amor que tienes dentro de ti simplemente por el hecho de ser madre.


Respeto y admiro aquellas mujeres que deciden no ser madres, respeto y admiro más aún aquellas que queriendo serlo no pueden. Como todo en este mundo, no entiendo aquellas que aunque tienen el privilegio de serlo, no lo son. Quizá tal vez no tuvieron una madre que las arrullara en sus brazos, quizá no tuvieron una madre que las llevara al parque un empujara su columpio, quizá no supieron nunca lo que es un abrazo, una caricia o un sabio consejo de una madre; quizá porque la historia de sus propias madres fue igual o quizá peor; pero como quiera que sea si tu eres madre y tienes el privilegio de serlo, no te quedes en la historia, construye tu presente. Porque en el hoy tu gran presente es decir tu gran regalo es EL PRIVILEGIO DE QUE TUS HIJOS y LOS MÍOS NOS LLAMEN MAMA, con eso basta.


Que la paz de Dios este siempre en tu corazón. SHALOM

Con amor


Para CONCIERTOS y CONFERENCIAS MUSICALES

info@malban.cpm

WHATASAPP

82 views

ÚNETE A MI COMUNIDAD Y ENCUENTRA 

HERRAMIENTAS PARA SANAR TU ALMA

© 2020 McAlban Productions All Rigth Reserved

0