EL AMOR NUNCA MUERE | TANATOLOGÍA, La Ciencia y el Arte del BUEN MORIR. [Clase Magistral]


Uno de los temas más difíciles de tratar en nuestra cultura es la muerte; sin embargo, es el único contrato seguro que tenemos todos sin excepción alguna.


Este tiempo de pandemia y el año 2020 nos ha dejado un sabor amargo de muerte y dolor por la partida de tantos seres queridos.


A estas alturas de la evolución de la humanidad, es imprescindible comenzar a prepararnos mental, emocional y espiritualmente para lo que significa LA TRANSFORMACION, TRANSMUTACION Y TRANSCENDENCIA del plano terrenal al plano totalmente espiritual y esa es la misión y la función principal de LA TANATOLOGÍA, reconocida ya, como una ciencia.


La vida es el tiempo o el lapso de tiempo donde recorremos el camino de regreso a la casa del Padre, y este tiempo que se nos es otorgado en esta tierra, no es mas que la universidad donde venimos a crecer, a conocer a aprender y desaprender, a evolucionar y a transmutar la materia en energía espiritual.


Es decir, somos un alma dentro de una experiencia corporal o física y no un cuerpo con un alma.


SOMOS ALMA Y TENEMOS UN CUERPO

Alguien muy religioso, creyente y ortodoxo en su creencia alguna vez me dijo: ¿Tu porque siempre andas hablando de esas cosas almáticas?; creo que sin saber tan siquiera que la palabra ALMA aparece 754 veces en el antiguo testamento y es la palabra hebrea (neshama) que se refiere a la energía que da vida al cuerpo físico y que se conecta al aliento o soplo de vida que Dios ha insuflado en cada uno de nosotros al momento de nacer y es lo que se va del cuerpo al momento de morir.