PESCADOR DE HOMBRES. Tu Llamado a Cumplir la Agenda de Dios. [Aprendizajes 2022]

Decir SI o Rechazarlo, Cómo Puedo Saber?

*** (Advertencia)

Antes de hablar del tema, quiero decirte que estas palabras aquí escritas son parte de mis propios aprendizajes en el camino de la vida, en el viaje hacia LA QUINTAESENCIA, MI PROPIA ALMA transitando por el camino del amor. Es un compartir de experiencias y los aprendizajes en cada una de ellas las cuales hoy comparto con el mundo a través de mis escritos y mi música. Escribir y compartir contigo, no quiere decir que sean la verdad absoluta de nada, pero si en algo resuenan contigo y pueden hacer un aporte al desarrollo de TU PROYECTO DE VIDA, me siento FELIZ Y BENDECIDA de estar cumpliendo mi propósito y misión de vida. Si algo no resuena contigo simplemente déjalo pasar y/o comparte con alguien más, tu no sabes a quién le pueden ser de ayuda.

Esta mañana he publicado un post y una canción himno espiritual maravilloso basado en el tema PESCADOR DE HOMBRES, Mateo 4:18-20; donde Jesús comienza a llamar a sus discípulos para que le sigan. Los primeros eran unos pescadores. Después del ¡SI! A ellos les llamó PESCADOR DE HOMBRES.


Mi reflexión para ti y tu proyecto de vida el día de hoy es:

Si Jesús viniese en este momento y te llamara a seguirle; qué te encontraría haciendo, en dónde, y si le das tu ¡SI! ¿Cómo crees que te llamarías o se llamaría tu proyecto?

Todo esto es en preparación a nuestro siguiente tema LA HERIDA DEL RECHAZO, ladrón #1 de tu Energía Vital, el cual vamos a estar desarrollando esta semana que entra. Por ahora quiero compartirte un par de ideas como testimonio de lo que he vivido como experiencia de vida dentro de mi llamado y el decir ¡SI!


EL LLAMADO Y DECIR ¡SI! son dos cosas completamente diferentes.


En mi caso personal, tuve el llamado a servir a Dios desde muy niña. Mi acercamiento a la vida religiosa en algún momento me llevó a pensar y sentir que mi camino sería el SER MONJA. En este momento conozco a mi primer amor, ese amor de adolescente y me doy cuenta de que mi llamado no era el seguir la vida religiosa.


Decidí ingresar a la universidad a estudia Licenciatura en Música, y durante toda mi carrera trabajé como maestra y como cantante de música sacra en servicios religiosos. Los hilos dorados de mi llamado se fueron tejiendo año tras año, sin ser consciente de ello. Es decir, mi ¡SI! no fue contundente, determinante y mucho menos constante.

Me enamoré, me desenamoré. Me convertí en madre soltera a mis 19 años. Di vueltas por el mundo de la música secular buscando fama y éxito por mucho tiempo; viajé, conocí muchos lugares, culturas, religiones, personas. Me caí, me levanté, me di contra el mundo hasta que me cansé de andar en mis propias fuerzas como barco a la deriva y sin timón.

Hasta que la vida misma me dijo: " Calmate Ventarron". No fue hasta mis 27 años cuando en medio de una gran caída profesional y emocional; pude recordar con mucho dolor aquel llamado "espiritual" que tuve alguna vez de niña y allí comenzó otra etapa de mi vida.


Ese fue tan sólo el primer paso al ¡SI! del llamado en la agenda de Dios para mi. Sin embargo, esto no quiere decir que todo se haya dado inmediatamente. Siempre había cosas que quería hacer por mi cuenta, siempre hubo experiencias que quería vivirlas a mi manera; siempre hubo distractores en el camino que como tesoros ilusorios robaron mi atención y desviaban mi norte y esto ha pasado todo el tiempo.


Hoy entiendo y conozco a Dios como un gran caballero; Él siempre respetó mis decisiones, ha tenido la paciencia infinita llena con su eterno amor y misericordia; porque a pesar de mis errores, desaciertos y desvíos, seguía esperando siempre por mí, por mi ¡SI! contundente. Dichosos aquellos que lo hicieron sin titubear como los grandes profetas y líderes espirituales; como María, Jesús, sus discípulos, etc.


Una de las cosas que puedo decirte es que parecía que mi alma estuviese colgada de esos hilos de oro que iban tejiendo cada capítulo en el camino del libro de mi vida, para no dejarme caer más allá de donde no debía.


Sin embargo, mi sordera y hacerme la de la vista corta, (mi terquedad) hizo que las consecuencias de cada caída sean PERDER ENERGIA VITAL, más siempre he tenido un halo de protección divina que me separa, me arrebata y le quita personas, lugares y cosas que no van con el propósito de Dios en mí; así yo no lo haya entendido en su debido momento. Así me haya enojado con Él y hasta haberle reclamado muchas veces, ¿por qué no me dejas tener lo que quiero?


El mundo y la vida terrenal tienen muchos “encantos” que encantan el alma porque te llenan de placeres carnales, felicidades momentáneas, éxitos pasajeros y efímeros. El mundo terrenal suele ser “exquisito” y envolvente al punto de dejarte enganchado a sus dulzuras y terminas siendo un ESCLAVO DE LA SOCIEDAD, DEL SISTEMA Y DE TU PROPIO EGO.

Pero cuanto Dios tiene un llamado especial para ti, porque Él es tu creador y sabe de ti desde antes que entraras al vientre de tu madre; llega el momento donde dice OK, es la hora y ahora es el momento.


Algo sucede, vuelves y te encuentras en el camino correcto; en ese camino angosto que atravesamos la mayoría de las veces por la puerta del dolor; pero que poco a poco cuando comienzas a recorrerlo te das cuentas que la vida se va volviendo mas ligera de equipaje.


De repente lo que era fundamental y trascendental deja tener peso y comienzas a tener una sensación de LIBERTAD que nunca antes habías experimentado. Tus cargas emocionales se sanan, entiendes que cada cosa, persona y lugar tuvieron un razón de ser en tu vida. Llega el entendimiento absoluto de todo y EL PERDON se vuelve parte de alimento diario.

Empiezas a abonar terreno y tesoros en la eternidad.


Ese camino es el camino de la vida espiritual y en él, tus encuentros con Dios se vuelven completamente reales, amorosos, entras en ZONA PLENA DE MILAGROS. Te das cuesta que NUNCA has estado SOLO en el camino y comienzas a encontrar SENTIDO Y PROPOSITO a tu vida.


Ahora cuando ya la nieve de los años va bajando sobre mi cabellera, me doy cuenta cuanto valor tienen esos hilos plateados de mi abuelo, y de mi abuela. Ahora veo la vida desde otra perspectiva y mi único deseo es el de que mi alma cumpla LA AGENDA DE DIOS en MI PROYECTO DE VIDA.


Hoy en MUSITUALIDAD; música y espiritualidad las vibraciones, el sonido y el poder de la palabra de Dios a llevar mensajes de amor, paz, fe, esperanza a un mundo que como yo en algún momento anda perdido en sus vanidades; hacen parte diaria de la agenda de mi Dios en mi alma.


Ese SI que hoy por hoy estoy plenamente convencida ya no tiene marcha atrás; hace que me despierte cada Nuevo Amanecer con una UNA ENERGIA VITAL a tope; un gozo y una alegría infinitas de seguir viviendo. Además, como bono celestial te comparto que me puedo acostar cada noche con una PAZ INTERIOR que sobre pasa todo entendimiento. En medio de tanto caos que el mundo atraviesa, estas son mis mayores riquezas. Me siento plena y sobre todo MILLONARIA.

Cuéntame un poco de la historia de tu llamado, ¿ya has dicho que SÍ? dónde te encontrabas, como le has llamado ahora; cual es tu razón y propósito en tu proyecto de vida? Me encantaría saber en que parte de proceso de encuentras.


Si este artículo ha tocado las cuerdas de tu alma, le doy la Gloria y Honra a mi Padre Celestial; porque es justo parte de mi misión y propósito de vida.

Mi deseo es que tu SEAS Y ESTES en la misma frecuencia, que vibremos en la misma sintonía y que podamos estar en la misma sinfonía del único universo creado por Dios: EL AMOR


Con amor




Mcalban.com | info@mcalban.com | http://bit.ly/MariaCarolinaAlban