LIBERTAD DEL ALMA. SANIDAD DE LA DEPENDENCIA Y APEGO EMOCIONAL. 7 Claves.

Actualizado: 1 jul 2020

Hablamos de dependencia emocional cuando un individuo establece una fuerte vinculación con otra persona, que generalmente ocurre en la institución de la pareja, y que se caracteriza por una fuerte necesidad del otro, sentimiento de temor a que la relación se acabe y una presencia de malestar y sufrimiento significativo que está presente en la mayor parte del tiempo.


- No puedes vivir sin él/ella

- Aislamiento social

- Sentimiento de soledad y vacío aun cuando estoy con él/ella.

- Falta de confianza todo el tiempo.

- Baja autoestima, falta de valor propio.

- Miedo a perderle y a quedarme sol@

- Tapar el sol con un dedo aun sabiendo lo tóxico de la relación

- Obsesión por esa otra persona.

- Sentimiento de tener que ayudarle a resolver su vida.

- Sumisión absoluta al control por parte de la otra persona.

- Aguante de todo tipo de abusos: físicos, mentales, emocionales, espirituales.


Si te identificas con alguno o varios de estos puntos muy posiblemente puedes estar siendo una persona que sufra de DEPENDENCIA, CODEPENDENCIA O APEGO EMOCIONAL.


En el taller de MCAlban en mi canal de youtube esta semana estamos reflexionando y ampliando este tema, y vamos a confrontarnos de cómo estamos manejando nuestras relaciones interpersonales, de dónde pueden venir y cómo comenzar a superarlo.



SINTOMAS

  1. Dejar en manos de otro la toma de tus decisiones.

  2. Justificar abusos físicos, sexuales o psicológicos, emocionales, financieros.

  3. Justificar comportamientos carentes de afecto, MENDIGAR AMOR.

  4. Búsqueda constante de aprobación sobre tus decisiones.

  5. No saber cómo terminar una relación conflictiva o tóxica.

  6. Buscar personas con una emocionalidad limitada o poco confiables.

otras características en el comportamiento de un dependiente emocional pueden ser:


· Baja autoestima.

· Inseguridad.

· Presencia de miedos irracionales.

· Sentimiento permanente de vacío que trata de compensarse en la relación de pareja.

· Dificultad para abstraerse del ámbito de pareja.

· Presencia de pensamientos obsesivos vinculados al ámbito de pareja.

· Desconfianza.

· Alto grado de sufrimiento.

· Alto grado de deseabilidad social o necesidad de agradar y complacer.

· Miedo a la soledad.

· Renuncia a mis necesidades y extremada sumisión.

· Conductas comprobatorias en la relación de pareja.

· Endogamia, relaciones fuertemente cerradas donde es difícil conciliar el plano individual.

· Aislamiento.

· Comunicación ambigua que se caracteriza por la falta de espontaneidad y dificultad para resolver conflictos.

· Reproches permanentes del tipo “no soy lo suficientemente importante para ti porque si lo fuera hubieras…”

· Celos y control excesivo que atenta con la intimidad.

· Alteración del poder, con una complementariedad rígida donde uno adopta el papel de sumiso.

· Se fomenta el sacrificio como manera de “querer” al otro.


Causas de la dependencia emocional.


El psicólogo, Fernando Conde, afirma que la mayoría de las dependencias emocionales se originan en la infancia.


Personas con abusos físicos o psicólogos, padres con adicciones y relaciones disfuncionales con figuras de autoridad, pueden crear dependencia emocional.


El especialista suma la educación y el entorno de crianza, como otras causas del patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas.


Individuos víctimas de chantaje emocional o baja autoestima y una pobre percepción de sí mismos que afectó su relación con los demás, no deben descartarse.


Conde amplía que las personas con este patrón, además de ansiosas o estar deprimidas, podrían sentirse atemorizadas en la adultez. Un miedo que les acompaña ante la idea de un rompimiento, añadió el psicólogo.


“Tratan de satisfacer los deseos del otro a toda costa, así implique su degradación moral a los designios de esa persona”.


Los individuos con dependencia emocional desarrollan un miedo, en ocasiones irracional, a estar solos. Este escenario les aflora nuevamente la baja autoestima con ideas de no merecer amor.


Se retrotraen a los abusos, la falta de atención y la disfuncionalidad. Comportamientos que puede resultar muy perjudicial para la salud física y mental, estudia el especialista.


7 claves para comenzar a sanar espiritualmente.


1. Reconocerla es el primer paso. Nunca podemos solucionar aquello que negamos, ni aquello que no comprendemos. Por lo que el primer paso es reconocer que existe un problema. A veces lo más fácil es culpar a los demás, pero desde ahí nada cambiará. Por eso, tenemos que examinar nuestras relaciones de pareja, familiares o de amistad. Cuando reconocemos un problema podemos comenzar a resolverlo.


2. Invierte en tu desarrollo personal. Tu propio crecimiento personal es el factor fundamental para aumentar tu confianza, creer más en ti y mejorar tu autoestima, que es lo que marcará la diferencia. Cuando eso sucede, te sientes más merecedora como persona, menos vulnerable a las opiniones de los demás; te sentirás más libre, más fuerte y con menos dependencia emocional.


3. Céntrate más en ti. Esto no quiere decir ser más egoísta, sino que te des cuenta de que lo realmente importante es lo que tú pienses sobre ti, y no las opiniones de los demás. Deja de estar pendiente de qué dirán o pensarán los demás; la opinión más importante es la que tienes sobre ti misma. Para ello hay que reforzar la identidad personal y desarrollar una autoimagen valiosa que sea digna de ser respetada y amada.